www.centrocelsofurtado.org.br

Imprimir Assine 
Compartilhe

Desarrollismo


 

El Desarrollismo fue una respuesta a los retos y oportunidades generados por la Gran Depresión de los años ´30. Los proyectos de desarrollo e industrialización nacionales de la periferia nacieron en el mismo ámbito en que se produjo el Keynesianismo de los países centrales.

La onda desarrollista y la experiencia Keynesiana tuvieron su apogeo en las tres décadas que siguieron al fin de la Segunda Guerra. El clima político y social estaba impregnado con la idea de que era posible adoptar estrategias nacionales e intencionales de crecimiento, industrialización y avance social.

Los resultados, aunque desiguales, no han sido malos. Si se compara con cualquier otro período del capitalismo, anterior o posterior, la era del desarrollismo y Keynesianismo presentó un desempeño muy superior en términos de las tasas de crecimiento del PBI, en la creación de empleos, en los aumentos de los salarios reales y, en países como Brasil, la asignatura pendiente es la universalización de los derechos sociales y económicos.

En los años ´90, el cosmopolitismo liberal se lanzó a la aventura de deconstruir la idea de nación. Para ello, profundizó el mandato de ocultar y negar la existencia de jerarquías y dominación en las relaciones internacionales, de exaltar las virtudes regeneradoras de la competencia y estigmatizar la coordinación del Estado.

El resultado, desastroso en términos materiales, además de frágil en su formulación teórica, tornó cristalina la necesidad de retomar –y actualizar- la agenda del desarrollo en las nuevas condiciones de la economía internacional.

En el marco de ese aggiornamento, es necesario oponerse a la dependencia mental, lo que contó con Celso Furtado como un obstáculo de inteligencia y carácter suficientemente vigoroso para convertirlo, aun en vida, en referencia heterodoxa. El Centro Internacional Celso Furtado de Políticas para el Desarrollo nace con el propósito de honrar la trayectoria del maestro.

Lo que significa, por supuesto, el compromiso intelectual de encarar con igual integridad, los desafíos teóricos y políticos del desarrollo en nuestro tiempo. (Adaptado del texto de Luiz Gonzaga Belluzzo, primer presidente del Centro Celso Furtado. Lea el texto completo).

El Centro Celso Furtado apoya la investigación y expansión de la enseñanza de la disciplina del Desarrollo Económico y Social en los institutos de economía y ciencias sociales de las universidades brasileñas, por intermedio de la reedición de clásicos como La economía del subdesarrollo de A.N. Agarwala y S. P. Singh, y Desarrollo y subdesarrollo de Celso Furtado, y aun de obras sobre el pensamiento de Raúl Prebisch y otros economistas e investigadores, que integran la colección Economía Política y Desarrollo. Este apoyo se expresa, asimismo, en la inclusión, en los programas de becas del Centro, de líneas de investigación específicas sobre discusiones teóricas del desarrollo económico y social.


El Centro también es uno de los fundadores de la Red Brasileña de Enseñanza del Desarrollo Económico, una iniciativa conjunta creada por profesores de las universidades brasileñas con el apoyo del IPEA y de la oficina de la Cepal en Brasil. Su principal objetivo es reunir, por medio de una Red permanente de intercambio, a los profesores de Desarrollo Económico, abarcando los de grado y de posgrado, a efectos de mejorar la calidad de la enseñanza de esta disciplina en el país.


El Centro organizó, en agosto de 2011, un seminario sobre El nuevo desarrollismo y una macroeconomía estructuralista de desarrollo, donde se ambientó una de las reflexiones más activas de las teorías económicas heterodoxas contemporáneas, el nuevo desarrollismo, proyecto creado en la Fundación Getúlio Vargas de San Pablo por un grupo de economistas bajo la dirección del profesor Luiz Carlos Bresser Pereira, consejero del Centro Celso Furtado. Este movimiento se organiza en torno al documento Diez tesis sobre el nuevo desarrollismo (www.tenthesesonnewdevelopmentalism.org/theses_portuguese.asp), que centenas de economistas están apoyando.

 





Centro Celso Furtado © 2011 - Todos los derechos reservados